Etiquetas

acompañamiento (3) actitud positiva (1) actores educativos (2) adolescencia (1) alegría (1) alma (1) amistad (1) amor (2) amor al prójimo (2) antimodelo (1) antivalores (5) apatía (1) autoridad (3) Belgrano (1) belleza (5) bien (4) buen educador (7) Calatayud (1) capacitación (3) castigo (2) Chesterton (3) compromiso (2) comunicación (2) conducta ciudadana (5) conflictos (1) constancia (2) creatividad (2) crisis (2) crisis de valores (7) crisis docente (2) crisis educativa (17) crisis familiar (11) delincuencia (1) descartable (2) diagnóstico (1) dignidad (1) disciplina (2) diversión (2) docencia (5) día del profesor (1) Eclesiastés (1) educación (11) educación artística (1) educación humanista (6) educación matemática (1) educación y tecnología (2) educador (6) educando (2) egoísmo (2) ejemplo (2) elegir (1) escepticismo (1) esclavitud (2) escuela (1) esfuerzo (7) español (1) estudio (4) estética (2) evaluación (1) exámenes (1) fe (1) felicidad (3) fidelidad (1) fracaso (3) fracaso escolar (1) futuro (2) Gilbert (1) Guardini (1) guerra (1) género (1) hijos (4) hombre moderno (3) honestidad (1) humanismo (3) héroe (1) ideal (2) idioma (4) individualismo (2) infancia (1) inmadurez (2) instituciones (1) internet basura (1) intimidad (1) introspección (1) justicia (1) juventud (1) jóvenes (3) lectura (1) leyes educativas (1) libertad (6) libertinaje (2) libre albedrío (1) libro (1) maduración (1) maestro (3) magisterio (1) Malvinas (1) Manuel Gálvez (1) materialismo (2) matrimonio homosexual (2) modelo (2) narcisismo (1) necio (1) niño (2) noche (1) omisión (1) opciones (1) orden (4) orden de la historia (1) orden natural (3) originalidad (1) ortografía (1) paciencia (2) padres (6) palabra (2) panfleto antipedagógico (1) Papa Francisco (1) pasión educativa (3) patria (1) patriotismo (1) paz (1) pecado (1) pecado social (1) pensar (1) perseverancia (2) placer (3) poder (1) política educativa (2) Power Point (1) profesor (3) psicologicismo (1) publicidad basura (2) redes sociales (2) relativismo ético (3) repitencia (1) resentimiento (1) responsabilidad (2) Ryan Hreljac (1) sanción (1) Santaló (1) santo (1) servicio (3) sexo (2) sexualidad (1) silencio (1) sinceridad (1) solidaridad (2) sufrimiento (1) Tagore (1) televisión (2) televisión basura (1) templanza (1) Tinelli (1) tomatina (1) trabajo (2) trascendencia (2) Una ética para nuestro tiempo (1) valores (8) ventanas rotas (1) verdadero (1) viajes (1) vicio (1) vida interior (2) violencia de género (2) virtud (12) vocación (3) voluntad (6) árbol (1) ética (1)

6/12/09

Un dibujito para pensar (parte I)

Este dibujito de caricatura ha estado circulando últimamente por los correos electrónicos. Nos muestra un antes y un después, separados por 40 años. Notamos claramente cómo se han modificado las posiciones y las relaciones mutuas en ese triángulo educativo fundamental: padres-alumno-educadores (que también podríamos consignar como familia-alumno-escuela).

Ante este dibujo hago algunas modestas meditaciones, y les ruego que me corrijan o me asesoren, si me equivoco en las apreciaciones. Aquí expongo una primera reflexión.

Al ver las imágenes uno efectúa un "análisis relámpago" y emite juicios de valor instantáneos, por supuesto que influenciado por la propia formación (o deformación) recibida, o por su falta de formación. Cada uno, en virtud de esta formación, tiene asimilada una "situación ideal", la que "debería ser". Es decir: para cada uno de nosotros los roles de padres, alumnos y docentes, son unas determinadas responsabilidades que les corresponde asumir y, en función de ellas, actuar. De manera que la figura de la izquierda podrá parecerle a unos como la situación que "debería ser", mientras que a otros, todo lo contrario.

Sin embargo, me animo a afirmar que, quienes rechacen la imagen de la izquierda como la ideal, no asumirían la de la derecha como su contrapartida, como la situación apetecible. ¿Por qué? Por la simple razón de que la imagen de la derecha muestra una situación antinatural. Esto es: el rol de los padres no es maltratar a la maestra, ni el del alumno es reírse con autosuficiencia y soberbia de su educadora.

A eso hemos arribado hoy, porque ese maltrato al docente existe o, al menos, si no es un ataque directo, es la desautorización del maestro por parte de los padres, ante sus hijos. Cuando el niño o el adolescente ve que sus propios padres, que son los adultos que le dan referencias de vida, critican en casa a su maestro, o emiten sobre él juicios peyorativos, etc., va perdiendo el respeto debido a su educador. Finalmente, se forman bandos donde el alumno y sus padres están de un lado, y los docentes y la escuela, en el bando contrario. ¿Educación o guerra?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada