Etiquetas

acompañamiento (3) actitud positiva (3) actores educativos (2) adolescencia (1) alegría (2) alma (2) amistad (1) amor (3) amor al prójimo (2) antimodelo (1) antivalores (6) árbol (1) autoridad (2) Belgrano (1) belleza (5) bien (5) bien común (3) buen educador (11) Calatayud (1) capacitación (3) caridad (1) Castellani (3) castigo (2) Chesterton (4) compromiso (4) comunicación (2) conducta ciudadana (7) conflictos (1) constancia (2) creatividad (2) crisis (3) crisis de valores (7) crisis docente (3) crisis educativa (18) crisis familiar (14) delincuencia (1) descartable (2) día del maestro (1) día del profesor (1) diagnóstico (2) diálogo (1) dignidad (1) Diógenes (1) disciplina (1) docencia (7) Eclesiastés (1) educación (13) educación artística (1) educación familiar (1) educación humanista (7) educación matemática (1) educación y tecnología (3) educador (7) educando (2) egoísmo (3) ejemplo (4) elegir (1) escepticismo (1) esclavitud (2) escuela (1) esfuerzo (6) español (1) estética (2) estudio (2) ética (1) evaluación (1) exámenes (1) familia (1) fe (1) felicidad (3) fidelidad (1) filosofía y educación (1) fracaso (2) fracaso escolar (3) futuro (3) género (1) Gilbert (1) Guardini (1) guerra (1) héroe (1) heroísmo (1) hijos (6) hombre moderno (4) honestidad (1) humanismo (4) humildad (1) ideal (3) idioma (4) individualismo (2) infancia (1) inmadurez (2) instituciones (1) internet basura (1) intimidad (1) introspección (1) jóvenes (3) justicia (1) juventud (1) lectura (1) leyes educativas (2) libertad (7) libertinaje (2) libre albedrío (1) libro (1) maduración (1) maestro (4) magisterio (2) Malvinas (1) Manuel Gálvez (1) materialismo (1) matrimonio homosexual (2) Menapace (1) misericordia (1) modelo (2) narcisismo (1) necio (1) niño (2) noche (1) omisión (1) opciones (1) optimismo (1) orden (4) orden de la historia (1) orden natural (3) originalidad (1) ortodoxia (1) ortografía (1) paciencia (3) padres (9) palabra (2) panfleto antipedagógico (1) Papa Francisco (2) pasión educativa (3) patria (2) patriotismo (2) paz (1) pecado (1) pecado social (1) penitencia (1) pensar (1) perseverancia (2) pesimismo (1) placer (1) poder (1) política educativa (4) Power Point (1) profesor (3) prudencia (1) publicidad basura (2) redes sociales (2) relativismo ético (3) repitencia (1) responsabilidad (2) Ryan Hreljac (1) sanción (1) Santaló (1) santo (1) servicio (4) sexo (2) sexualidad (1) siembra (1) silencio (3) sinceridad (1) solidaridad (2) Tagore (1) televisión (2) televisión basura (1) tiempo (1) Tinelli (1) tomatina (1) trabajo (2) trascendencia (2) Una ética para nuestro tiempo (1) valores (8) ventanas rotas (1) verdadero (1) viajes (1) vicio (1) vida (1) vida interior (2) viñetas educativas (4) violencia (1) violencia de género (2) virtud (10) vocación (4) voluntad (5)

25/6/12

Y sigue cayendo... ¡Auxilio! ¡¿En manos de quiénes estamos?!


Complementando el artículo anterior, los invito a que vean otro socavamiento más de la calidad educativa, a través de acciones de gente sin sentido común QUE PIENSA MÁS EN LA ESTADÍSTICA QUE EN UNA AUTÉNTICA PROMOCIÓN DE LA PERSONA. A ver, a ver, ¿habrá algunos pedagogos o pensadores de cuestiones educativas, decentes, que pongan el grito en el cielo o que se la jueguen ante estos "avances" que son más bien retrocesos? ¿O serán justamente los nuevos pedagogos los que están destruyendo el objeto de su estudio?
Para saber a qué me refiero: "Entre Ríos trabaja para implementar la promoción directa en el primer grado de la escuela primaria". Es decir: primer grado no se repite... Sigue el cambalache...

21/6/12

Entre la pertinacia y la negligencia

Ya que estamos en un blog educativo, detengámonos en esto un poco, particularizando más la reflexión. Tal como una charla de pasillo, habitual entre profesores y maestros preocupados, comentando tal o cual aspecto de la realidad de las escuelas... El tema: "Negligencias mezcladas con obstinación: pensamientos en voz alta."


La negligencia en capacitación. En Argentina desde la irrupción de la Ley Federal de Educación en 1993, se ha estado destinando ingentes recursos para "capacitación" para el nivel medio (de los otros niveles no conozco lo suficiente para opinar, aunque no debería ser diferente si las ideas vienen del mismo lado). Primeramente "capacitación" de "capacitadores", para que estos a su vez "capaciten" a los docentes que, como nunca, estaban desactualizados y era menester "reciclarlos" (¡espantoso término aplicado a un ser humano!).
Cursos (con sus erogaciones correspondientes), libros, toneladas de papel usadas para "sugerencias para abordar contenidos", campañas de evaluación y estadística escolar y cuántas cosas más. Varios oportunistas hicieron su América vendiendo cursitos (Power Point hasta en la sopa, "cortar y pegar",...).
Miles de alumnos vieron partir de las aulas a sus profesores, por lo general docentes con conocimiento y experiencia de años, para que estos diluyeran su tiempo preparando diseños curriculares, capacitaciones, talleres... (otra espantosa palabra aplicada a la educación). Otros muchos, para hacer cursos que mejorarían sus clases, interrumpían a cada rato la tarea áulica y ocasionaban justamente lo contrario. Y como todos los años había algo que cursar... el resultado fue una espiral inacabable de irregularidad.

16/5/12

Cada vez más reprueban


Hola a todos. Transcribo a continuación, casi completamente, un artículo publicado en el diario "La Nación" (Argentina) el 1 de diciembre 2010, titulado "Los exámenes de diciembre", el cual contiene algunas interesantes afirmaciones respecto de nuestra calamitosa situación educativa escolar, en este caso del nivel medio, con repercusiones muy serias en el nivel superior. (Los destacados con negrita son míos y las notas al final también).

Los exámenes de diciembre

"En esta etapa del año lectivo muchos de los alumnos de la escuela media se encuentran ante la hora de la verdad después de una cursada no exenta de dificultades. Quienes han obtenido insuficientes calificaciones tienen en diciembre la ocasión de superar vacíos de conocimiento a fin de ser promocionados.

"La tensión que provoca salvar el año o perderlo en la oportunidad de la prueba es sentida y expresada, aunque sea de modo desigual, por los chicos, sus padres y también por sus docentes.

15/5/12

El libro total


Si bien la lectura sobre una pantalla de computadora no es para mí lo más placentero, me permito sugerir la visita a "El libro total". No haré más comentarios, solamente que me parece algo magnífico. Accedan, revisen, consulten, lean... (ACCEDER).

22/4/12

Un nuevo concepto (por Gilbert)


Las ideas progresistas nos amenazan con un futuro maravilloso en pro del cual se destruyen  enormes riquezas logradas en siglos de historia, a esta ilusión se le ofrecen toda clase de sacrificios y muchos de ellos son sacrificios humanos.
Este futuro promete ser tan deslumbrante como puede serlo un shopping y lo que se destruye para construirlo parece ser tan insignificante como el último bosque o la última  fuente de agua dulce.
Chesterton ha observado agudamente que quienes desprecian las leyes de la naturaleza pueden tener un leve éxito momentáneo, pero pronto experimentan la sensación de estar enlazados por un nudo corredizo, en una situación de la que ellos mismos no pueden librarse.
Este inquietante momento es el que está viviendo nuestra sociedad en no pocas cuestiones, que están, a su vez, relacionadas.

2/4/12

A 30 años de la guerra, seguir creciendo como Nación


Hola a todos. Les dejo aquí (CLIC) una reflexión en torno al hecho histórico que nos reúne a los argentinos en una dolorosa memoria: el aniversario número treinta de la guerra de Malvinas. El texto es una declaración de la Comisión Nacional de Justicia y Paz; éste propone, con miras al futuro, asumir acciones constructivas concretas, de cada ciudadano en su lugar, tendientes al logro de una Nación Argentina unida por los lazos de la paz y la justicia. Dios bendiga a la Patria.

10/3/12

Los padres, los padres, los padres

Casi siempre se termina en los padres. Ante la mayoría de los problemas educativos de niños y jóvenes, entre ellos: falta de hábitos virtuosos, poco aprecio por el estudio y el trabajo, indisciplina, falta al respeto debido a los demás, falta de control de horarios y de los lugares a que asisten, consumos desordenados, acceso irrestricto a la programación de TV y a Internet, problemas psicológicos, fracaso o escaso rendimiento escolar,  falta de cuidado del medio ambiente y de los bienes materiales..., etcétera..., si comenzamos a remontarnos a las causas, ¿adónde llegaremos? La respuesta en casi todos los casos es: LOS PADRES.
Como dice una de las magníficas viñetas que pongo a continuación, "qué fácil es ser padre, qué dificil merecerlo".
Por favor, si usted es padre o madre:
- No se limite a ser solamente padre biológico, sea padre también de alma.
- No puede ser amigo de su hijo, porque es su padre. Alguien dijo "si me hago amigo de mi hijo, entonces lo he dejado huérfano".
- A medida que un hijo crece, más atención hay que darle, no al revés. Acompáñelo en los estudios, interésese por sus avances, sosténgalo en sus caídas, busque su libreta escolar, vaya a las reuniones de padres en la escuela.
- Usted no puede seguir haciendo la vida "libre" de cuando no tenía hijos. Si quiere hacer vida de "soltero", por favor ubíquese en su realidad: ya no lo es. Su hijo no tiene la culpa si usted siente que perdió su autonomía. No lo largue a la calle ni lo deje solo en casa con amigotes mientras usted se va de diversión. No se vaya de vacaciones dejándolo en casa castigado porque se llevó a rendir una materia de la escuela.
- Si usted no se da cuenta de que le han pasado algunos años por el cuerpo y el espíritu, por favor, dese cuenta y crezca de una vez. A veces esto toma un tono dramático, cuando padre e hijo son dos adolescentes, en vez de un menor acompañado por un adulto.
- No compita con su hijo ni se vista parecido a él (excepto para el deporte). Muéstrese adulto a sus ojos. Recuerde que usted, al ser adulto, es una referencia que tiene su hijo en este mundo tan cambiante. De su persona debe emanar seguridad que sostenga el crecimiento vacilante de sus hijos.
- Luche denodadamente contra quienes quieren "robarle" a su hijo: los que quieren engancharlo en la "joda", los que sólo se interesan en que consuma, consuma y consuma, los que le muestran un mundo ficticio de diversión sin fin rodeado de chicas, bebidas, fastuosidad; los que quieren enseñarle que no hay que comprometerse, "hacé la tuya".
La lucha es despareja, pero nuestros hijos son lo más valioso que tenemos y el futuro del mundo. Todo lo que hagamos para que crezcan sanos física y espiritualmente, redundará en un mejor futuro, que incluye su auténtica felicidad. Por el contrario, las omisiones y negligencias en que incurrimos muchas veces como padres, atentan no sólo contra la salud (del cuerpo y del alma) de nuestros hijos, sino contra el porvenir de la comunidad. ¡Por favor despertemos!
(CLIC EN LA IMAGEN PARA VERLA DE MAYOR TAMAÑO)


16/1/12

El vuelo, metáfora de la libertad

Estimados lectores de este blog: seguimos haciendo modestamente camino, aportando una pequeña e imperceptible contribución para mejorar el mundo a través de la mejora de las personas. Para este fin la educación asumida con seriedad y auténtica vocación, tanto de quien enseña como de quien aprende, es un medio fundamental y eficaz para avanzar en la realización de ese ideal.
Hoy hemos cambiado la imagen principal del blog. Dejamos la imagen de la bifurcación de caminos y proponemos por un tiempo contemplar esa bella fotografía del ave en vuelo por delante del sol.

El vuelo siempre ha sido y será una metáfora, tan vieja como el mundo, de la libertad. El hombre no puede remontarse por los aires sin ayuda de máquinas, pero sí puede ser libre. Dejando de lado por su obviedad la libertad en sentido físico, que es deseable para todo el mundo, los invito a reflexionar sobre qué es realmente ser libre y, como contrapartida, qué es ser esclavo.

Tal vez, a nuestro alrededor y en nuestros fueros íntimos, no hay tanta libertad ni hay tan poca esclavitud como parecería en principio. ¿Qué es la libertad auténtica? ¿Somos libres de verdad?